Inteligencia Artificial ilumina regiones permanentemente sombreadas de la Luna


Con la ayuda de la inteligencia artificial, un equipo de investigación internacional dirigido por ETH Zurich ha explorado las regiones permanentemente sombreadas de la luna. La información que han obtenido sobre las propiedades de la superficie del área ayudará a identificar ubicaciones adecuadas para futuras misiones lunares.

En lugar de solo una imagen de sombra oscura (izquierda), los investigadores pueden detectar pequeños cráteres de impacto, rocas y diferentes patrones de suelo dentro del cráter. Crédito: ETH Zúrich \LPI

Era 1972 cuando los últimos humanos aterrizaron en la luna. El programa Apolo se suspendió a partir de entonces. Pero el interés por la luna se ha reavivado. Dado que China aterrizó un robot y levantó su bandera en el otro lado de la luna en 2020, la NASA está planeando que su programa Artemis aterrice en la región del polo sur lunar, probablemente entre 2025 y 2028. Los astronautas entonces concentrarán su exploración. en esta área.

El fascinante potencial del hielo

Lo que hace que la región del polo sur sea tan fascinante es que debido a que el sol se cierne cerca del horizonte debido a la inclinación axial de la luna, los suelos hundidos de los cráteres de impacto nunca ven la luz del sol y se encuentran en una sombra perpetua. Estas regiones sombreadas son, en consecuencia, increíblemente frías, más frías incluso que la superficie de Plutón, con temperaturas de alrededor de -170 ° a -240 ° Celsius y acercándose al cero absoluto. A temperaturas más altas, el hielo se sublimaría y muy rápidamente se convertiría en gas en el vacío del espacio. Pero en este frío extremo, el vapor de agua y otras sustancias volátiles pueden quedar atrapadas o congeladas dentro o incluso sobre el suelo lunar.

Este potencial de que el hielo esté presente hace que los suelos sombreados de los cráteres sean sitios intrigantes para explorar. El hielo no solo podría albergar pistas sobre cómo se integra el agua en el sistema Tierra-Luna, sino que también podría ser un recurso importante para ser utilizado por futuros astronautas para consumo, protección contra la radiación o como propulsor de cohetes.

Vista oblicua del polo sur lunar y los posibles sitios de aterrizaje de Artemisa 001 y 004. Esta es la región donde los investigadores han utilizado la nueva técnica para ver los interiores sombreados de los cráteres de impacto. Crédito: ETH Zúrich \LPI

Aún no se ha detectado hielo de agua

Estamos muy a oscuras acerca de la región polar sur de la luna. Pero ahora, un equipo internacional de investigadores ha logrado arrojar algo de luz al desarrollar un método para comprender mejor esta región. Su trabajo ha aparecido en el último número de Geophysical Research Letters. El autor principal es Valentin Bickel, investigador postdoctoral en la Cátedra de Glaciología y anteriormente en la Cátedra de Ingeniería Geológica en ETH Zurich.

El equipo utilizó imágenes tomadas por la cámara Lunar Reconnaissance Orbiter, que ha estado documentando la superficie de la luna durante más de una década. Esta cámara captura fotones que rebotan en las regiones sombreadas desde montañas adyacentes y paredes de cráteres. Ahora, con la ayuda de la inteligencia artificial, el equipo ha logrado hacer un uso tan eficiente de estos datos que estas áreas que antes estaban oscuras se vuelven visibles. Después de analizar sus imágenes, el equipo ha determinado que no se ve hielo de agua en estas áreas sombreadas de la luna, aunque su existencia ha sido probada por otros instrumentos. Bickel dice: «No hay evidencia de hielo puro en la superficie dentro de las áreas sombreadas, lo que implica que cualquier hielo debe estar mezclado con suelo lunar o estar debajo de la superficie».

Planificación de rutas de trabajo.

Los resultados publicados en el nuevo artículo son parte de una investigación exhaustiva de los posibles sitios de aterrizaje de Artemis y las opciones de exploración en la superficie lunar realizada por el Centro LPI-JSC para la Ciencia y Exploración Lunar. Hasta el momento, el equipo ha examinado más de media docena de posibles lugares de aterrizaje para las misiones Artemis. Los hallazgos del estudio podrían tener implicaciones directas para futuras misiones, incluida la Intuitive Machines Mission 2, que será realizada de forma comercial por una empresa emergente. Esta misión robótica en la primavera de 2023 tiene como objetivo recolectar y analizar las primeras muestras de suelo de las áreas sombreadas del polo sur de la luna, antes de que los astronautas lleguen a la luna. «Hemos descubierto una serie de cráteres sombreados previamente desconocidos y otras características de la superficie que podrían ser críticas para el lugar donde aterriza el módulo de aterrizaje de la tolva», dice Bickel.

Estos nuevos hallazgos de investigación permitirán una planificación precisa de las rutas hacia y a través de las regiones permanentemente sombreadas, lo que reducirá en gran medida los riesgos a los que están expuestos los astronautas Artemis y los exploradores robóticos. Gracias a las nuevas imágenes, los astronautas pueden apuntar a lugares específicos para tomar muestras y evaluar la distribución del hielo.

Con información de Phys.org

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.