Se confirma existencia de un planeta «Tierra» orbitando la estrella más cercana al Sol


Próxima Centauri es la estrella más cercana al Sol, situada a apenas cuatro años luz de distancia. El nuevo planeta descubierto, Próxima d, gira alrededor de esta estrella, a una distancia de unos cuatro millones de kilómetros, menos de una décima parte de la distancia entre Mercurio y el Sol, y necesita solo cinco días para completar una órbita. “Este descubrimiento muestra que nuestro vecindario más cercano está lleno de interesantes mundos, al alcance de futuros estudios y exploraciones”, explica João Faria, investigador del Instituto de Astrofísica e Ciências do Espaço, de Portugal, y autor principal del estudio.

Próxima d acompaña a dos planetas ya conocidos en el sistema: Próxima b, con una masa similar a la Tierra, que da una vuelta a la estrella cada 11 días y se encuentra en la zona habitable; y el candidato Próxima c, que se encuentra en una órbita de 5 años alrededor de la estrella. Próxima b fue descubierto en 2016, utilizando el instrumento HARPS en el telescopio de 3.6 metros de ESO y confirmado en 2020 por un equipo liderado por investigadores del IAC en el que fue uno de los primeros resultados del espectrógrafo ESPRESSO en el telescopio VLT. Fue en este trabajo cuando los científicos encontraron las primeras evidencias de la presencia de un planeta en una órbita de cinco días.

Como la señal era muy débil, el equipo se lanzó a una nueva campaña de observaciones con ESPRESSO para confirmar que, en efecto, se trataba de un planeta. “La confirmación de una señal tan débil suponía todo un reto, pero también una oportunidad que no podíamos dejar escapar”, afirma Alejandro Suárez Mascareño, científico del IAC y primer autor del trabajo en el que se detectó la primera evidencia del nuevo planeta.

Con apenas un cuarto de la masa de la Tierra, Próxima d es uno de los exoplanetas de menor masa detectados con el método de velocidad radial, superando al planeta recientemente caracterizado, también por el proyecto ESPRESSO, en el sistema L 98-59. El efecto del planeta sobre su estrella es tan pequeño que la velocidad de Próxima Centauri tan solo varia unos 40 centímetros por segundo. 

“Se trata de un hito importantísimo”, señala Jonay González Hernández, científico del IAC y miembro del equipo. Y añade: “Demuestra que la técnica de velocidad radial tiene el potencial de descubrir la población de planetas de baja masa del entorno de nuestro sistema solar”.

Además de los investigadores Alejandro Suárez Mascareño y Jonay González Hernández, desde el IAC también han colaborado en esta publicación los investigadores del IAC Rafael Rebolo, codirector del proyecto ESPRESSO, y Enric Pallé.


Artículo: João Faria et al: “A candidate short-period sub-Earth orbiting Proxima Centauri”, Astronomy & Astrophysics. DOI: 10.1051/0004-6361/202142337

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.