Los científicos conectan los puntos entre la luna galileana y las emisiones aurorales en Júpiter


«Cada una de las lunas más masivas de Júpiter crea sus propias auroras en los polos norte y sur de Júpiter», dijo el Dr. Vincent Hue, autor principal de un artículo que describe los resultados de esta investigación. «Cada huella de aurora, como las llamamos, está conectada magnéticamente a su luna respectiva, como una correa magnética conectada a la luna que brilla en Júpiter».

Al igual que la Tierra, Júpiter experimenta la luz de la aurora alrededor de las regiones polares cuando las partículas de su magnetosfera masiva interactúan con las moléculas de la atmósfera joviana. Sin embargo, las auroras de Júpiter son significativamente más intensas que las de la Tierra y, a diferencia de la Tierra, las lunas más grandes de Júpiter también crean manchas de auroras. La misión Juno, dirigida por el Dr. Scott Bolton de SwRI, gira alrededor de Júpiter en una órbita polar y voló a través del «hilo» de electrones que conecta a Ganímedes con su huella auroral asociada.

«Antes de Juno, sabíamos que estas emisiones pueden ser bastante complejas, desde un solo punto auroral hasta múltiples puntos, que a veces siguen una cortina auroral que llamamos cola de huella», dijo el Dr. Jamey Szalay, coautor de Universidad de Princeton. «Juno, volando muy cerca de Júpiter, reveló que estas manchas aurorales son aún más complejas de lo que se pensaba».

Ganímedes es la única luna de nuestro sistema solar que tiene su propio campo magnético. Su minimagnetosfera interactúa con la magnetosfera masiva de Júpiter, creando ondas que aceleran los electrones a lo largo de las líneas del campo magnético del gigante gaseoso, que Juno puede medir directamente.

Dos instrumentos dirigidos por SwRI en Juno, el Experimento Joviano de Distribuciones Aurorales (JADE) y el Espectrómetro Ultravioleta (UVS) proporcionaron datos clave para este estudio, que también fue respaldado por el sensor de campo magnético de Juno construido en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

«JADE midió los electrones que viajaban a lo largo de las líneas del campo magnético, mientras que UVS tomó imágenes del punto de huella auroral relacionado», dijo el Dr. Thomas Greathouse de SwRI, coautor de este estudio.

De esta manera, Juno puede medir la «lluvia» de electrones y observar inmediatamente la luz ultravioleta que crea cuando choca contra Júpiter. Las mediciones anteriores de Juno mostraron que grandes perturbaciones magnéticas acompañaban a los haces de electrones que causaban la huella de la aurora. Sin embargo, esta vez, Juno no observó perturbaciones similares con el haz de electrones.

«Si nuestra interpretación es correcta, esta es una confirmación de una teoría de hace una década que elaboramos para explicar la morfología de las huellas de las auroras», dijo el Dr. Bertrand Bonfond, coautor del estudio de la Universidad de Lieja en Bélgica. La teoría sugiere que los electrones acelerados en ambas direcciones crean la danza multipunto de las huellas aurorales.

«La relación entre Júpiter y Ganímedes será explorada más a fondo por la misión extendida de Juno, así como por la próxima misión JUICE de la Agencia Espacial Europea», dijo Hue. «SwRI está construyendo la próxima generación de instrumentación UVS para la misión».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.