Un extraño objeto encontrado en la Vía Láctea nunca antes visto por los astrónomos


Investigadores australianos han descubierto un extraño objeto giratorio en la Vía Láctea que, según dicen, es diferente a todo lo que los astrónomos hayan visto antes.

El objeto, visto por primera vez por un estudiante universitario que trabajaba en su tesis de pregrado, libera una enorme ráfaga de energía de radio tres veces por hora.

Enormes explosiones de energía de radio que emanan de la Vía Láctea fueron observadas por primera vez por un estudiante universitario.

El pulso llega «cada 18,18 minutos, como un reloj», dijo la astrofísica Natasha Hurley-Walker, quien dirigió la investigación después del descubrimiento del estudiante, utilizando un telescopio en el interior de Australia Occidental conocido como Murchison Widefield Array.

Si bien hay otros objetos en el universo que se encienden y apagan, como los púlsares, Hurley-Walker dijo que 18,18 minutos es una frecuencia que nunca antes se había observado.

Encontrar este objeto fue «un poco espeluznante para un astrónomo», dijo, «porque no hay nada conocido en el cielo que haga eso».

El equipo de investigación ahora está trabajando para comprender lo que han encontrado.

Al rastrear años de datos, han podido establecer algunos hechos: el objeto está a unos 4.000 años luz de la Tierra, es increíblemente brillante y tiene un campo magnético extremadamente fuerte.

Pero aún quedan muchos misterios por desentrañar.

«Si haces todas las matemáticas, descubres que no deberían tener suficiente potencia para producir este tipo de ondas de radio cada 20 minutos», dijo Hurley-Walker.

«Simplemente no debería ser posible».

El objeto puede ser algo que los investigadores han teorizado que podría existir pero que nunca han visto llamado «magnetar de período ultralargo».

También podría ser una enana blanca, un remanente de una estrella colapsada.

«Pero eso también es bastante inusual. Solo conocemos un púlsar enano blanco, y nada tan grande como este», dijo Hurley-Walker.

«Por supuesto, podría ser algo en lo que nunca hayamos pensado, podría ser un tipo de objeto completamente nuevo».

Sobre la cuestión de si la potente y constante señal de radio del espacio podría haber sido enviada por alguna otra forma de vida, Hurley-Walker admitió: «Me preocupaba que fueran extraterrestres».

Pero el equipo de investigación pudo observar la señal en una amplia gama de frecuencias.

«Eso significa que debe ser un proceso natural, no es una señal artificial», dijo Hurley-Walker.

El próximo paso para los investigadores es buscar más de estos extraños objetos en todo el universo.

«Más detecciones le dirán a los astrónomos si se trata de un evento único y raro o de una gran población nueva que nunca antes habíamos notado», dijo Hurley-Walker.

El artículo del equipo sobre el objeto ha sido publicado en la última edición de la revista Nature.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.