Han pasado 10 años desde que Curiosity aterrizó en Marte, y el rover sigue siendo fuerte


Para una nave espacial que ha viajado millones de kilómetros a través del espacio y conducida en la superficie de Marte, Curiosity se mantiene bastante bien. Esa es la evaluación del equipo de operaciones del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. Esta semana celebraron diez años de exploración del rover a través de uno de los terrenos más inhóspitos del sistema solar.

El rover Curiosity Mars de la NASA tomó esta selfie de 360 grados usando el Mars Hand Lens Imager, o MAHLI, al final de su brazo robótico. La vista muestra el estado del rover, así como el área que está explorando. La selfie consta de 81 imágenes individuales tomadas el 20 de noviembre de 2021, el día marciano número 3303, o sol, de la misión. Cortesía: NASA/JPL-Caltech/MSSS

Curiosity aterrizó en el Planeta Rojo el 5 de agosto de 2012. Mientras descendía a la superficie, el mundo entero esperaba noticias de un aterrizaje seguro. Eso incluyó un peligroso viaje de siete minutos desde la órbita de Marte hasta la superficie. Desde entonces, el rover ha trabajado para ofrecer un «¡SÍ!» respuesta a la pregunta: ¿podría Marte haber albergado vida en la antigüedad?

Curiosity explora el cráter Gale y busca agua

Curiosity ha estado ocupado durante la última década. Está en muy buena forma, considerando lo que enfrenta en el planeta. Hay temperaturas extremas, terreno accidentado, altos niveles de radiación y tormentas de polvo. A pesar de todo eso, continúa enviando vistas de «cámara web en Marte» del terreno y las rocas del cráter Gale y el monte Sharp. No solo eso, ha estado brindando una mirada al cielo, puestas de sol, nubes e incluso destellos de Phobos y Deimos. El rover ha analizado 41 muestras de rocas y suelo de sus viajes alrededor del cráter y por las laderas de las montañas. El equipo de ingeniería utilizó ese viaje serpenteante para aprender más sobre el desgaste del rover y trabajó para minimizar el daño para que la misión pueda continuar durante otros tres años llenos de acontecimientos. Y mucho más.

02 de agosto de 2022
Desde que aterrizó en Marte en agosto de 2012, el rover Curiosity de la NASA ha estado explorando el monte Sharp de 3 millas de altura en el cráter Gale. El rover ha escalado más de 2000 pies (612 metros), alcanzando rocas cada vez más jóvenes que sirven como registro de cómo Marte ha evolucionado de un planeta húmedo y habitable a un entorno desértico frío.
Algunos otros logros de Curiosity:
494.540 imágenes adquiridas
Devolvió 3.102 gigabytes de datos a la Tierra
Perforó 35 muestras y recogió 6
Sus hallazgos produjeron 883 artículos científicos.
Para obtener más información sobre la misión, visite: https://mars.nasa.gov/msl.
Información actualizada a julio de 2022.

Su trabajo más crucial es mostrar la historia del agua en Marte. Curiosity ha demostrado que Marte tenía agua líquida, además de los componentes químicos y los nutrientes que la vida necesita para existir. Gale Crater ha sido un lugar espectacularmente maravilloso para mirar desde que alguna vez tuvo un lago. Cada vez que el lago se hundió y luego volvió a llenarse, dejó evidencia en las laderas del monte Sharp. Y Curiosity está ahí para leer ese registro por nosotros. A medida que sube por Sharp, pronto mostrará a los científicos más lugares donde el agua se secó, dejando depósitos de minerales salados.

Una muestra de perforaciones realizadas por el brazo de perforación en Curiosity. Cortesía NASA/JPL-Caltech/MSSS

“Estamos viendo evidencia de cambios dramáticos en el antiguo clima marciano”, dijo Ashwin Vasavada, científico del proyecto Curiosity en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California. “La pregunta ahora es si las condiciones de habitabilidad que Curiosity ha encontrado hasta ahora persistieron a través de estos cambios. ¿Desaparecieron para nunca volver, o vinieron y se fueron durante millones de años?

El rover Curiosity Mars de la NASA usó su Mast Camera, o Mastcam, para tomar esta panorámica de 360 grados el 23 de marzo de 2022, el día 3423 marciano, o sol, de la misión. El equipo describió de manera informal las rocas afiladas por el viento que se ven aquí como rocas de “espalda de caimán” debido a su apariencia escamosa. También trabajaron para maniobrar el rover de manera segura a través de este terreno. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS

Manteniendo viva la curiosidad

La misión Curiosity demuestra una vez más lo bien diseñadas que pueden estar estas misiones a la superficie de Marte. Están construidos para durar, y cientos de ingenieros dedicados los mantienen en funcionamiento. Para Curiosity, monitorean todo lo relacionado con el rover, catalogan las grietas en las ruedas y prueban las muestras de roca aquí en la Tierra antes de que Curiosity haga lo mismo en Marte. Los ingenieros informáticos prueban constantemente el código antes de enviar comandos al rover y observan atentamente mientras el rover avanza.

“Tan pronto como aterrizas en Marte, todo lo que haces se basa en el hecho de que no hay nadie para repararlo en 100 millones de millas”, dijo Andy Mishkin, gerente interino de proyectos de Curiosity en JPL. «Se trata de hacer un uso inteligente de lo que ya está en su rover».

El uso de hardware robótico y los procesos de perforación de Curiosity, por ejemplo, se han reinventado varias veces desde su aterrizaje. Más recientemente, un conjunto de mecanismos de frenado del brazo robótico dejó de funcionar. Aunque el brazo ha estado funcionando como de costumbre desde que los ingenieros contrataron un juego de repuestos, el equipo también aprendió a perforar con más cuidado para preservar los nuevos frenos. Para minimizar el daño a las ruedas, los ingenieros están atentos a los puntos traicioneros que podrían dañar al rover. Para lidiar con estas áreas, desarrollaron un algoritmo de control de tracción para ayudar.

Celebrando 10 años de Curiosity en Marte. Cortesía NASA/JPL-Caltech

El equipo ha adoptado un enfoque similar para gestionar el poder del rover que disminuye lentamente. Curiosity se basa en una batería de energía nuclear de larga duración en lugar de paneles solares para seguir funcionando. Debido a la descomposición gradual del combustible nuclear, el rover no puede hacer tanto en un día como lo hizo durante su primer año.

El futuro inmediato de Curiosity

Entonces, ¿qué sigue para Curiosity? Todos esperan que se mantenga curioso. Debería pasar bastante tiempo en los próximos años revisando áreas ricas en sulfato en el cráter Gale. También tienen sus ojos puestos en un canal de inundación llamado Gediz Vallis. Puede ser una característica antigua creada por una inundación y podría contar más historias sobre el agua en Marte. A través de una cuidadosa planificación e ingeniería, el equipo espera que este resistente rover explore en los próximos años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.