La geología en el cráter Jezero es aún más compleja de lo que esperaban los científicos


El 18 de febrero de 2021, el rover Perseverance aterrizó en el cráter Jezero en Marte. Desde entonces, Perseverance ha estado explorando la región en busca de evidencia de vida pasada (y posiblemente presente), al igual que su primo, el rover Curiosity. Esto incluye la obtención de muestras que se colocarán en un caché y serán recuperadas por una futura misión de devolución de muestras de la ESA/NASA. Estas serán las primeras muestras recuperadas directamente de roca y suelo marcianos que se analizarán en un laboratorio en la Tierra, y se espera que revelen algunos detalles tentadores sobre la historia del Planeta Rojo.

Después de 5 años y 60 candidatos, la NASA ha elegido el cráter Jezero como lugar de aterrizaje para el rover Mars 2020. Crédito de la imagen: NASA/JPL/JHUAPL/MSSS/Universidad de Brown

Pero parece que no necesitamos esperar en la misión de devolución de muestras, ya que el rover Perseverance ya está enviando algunos datos sorprendentes a la Tierra. Según un nuevo estudio realizado por un equipo de investigación dirigido por la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Oslo, el radar de penetración en el suelo de Perseverance detectó que las capas de roca debajo del cráter están extrañamente inclinadas. Estas extrañas secciones podrían haber resultado de flujos de lava que se enfriaron lentamente o podrían ser depósitos sedimentarios de un lago subterráneo.

El equipo de investigación estuvo dirigido por Svein-Erik Hamran, profesor de sistemas autónomos y tecnologías de sensores en la Universidad de Oslo (UiO) e investigador principal del Radar Imager for Mars subsurFAce eXperiment (RIMFAX) a bordo del rover Perseverance. A él se unieron \investigadores de UiO, UCLA, el Instituto de Ciencias Planetarias (PSI), Vestfonna Geophysical, el Centro de Astrobiología, el Instituto Polar Noruego, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y varias universidades. El artículo que describe sus hallazgos apareció recientemente en la revista Science Advances.

El cráter Jezero, ubicado en Syrtis Major Planum entre las tierras bajas del norte y las tierras altas del sur, mide unos 45 km (28 millas) de diámetro y se cree que alguna vez fue un lago. Esta región fue seleccionada específicamente como el lugar de aterrizaje de Perseverance, que ha estado explorando los grandes depósitos de rocas y minerales de arcilla depositados en su borde occidental, donde una vez fluyó el agua hacia el cráter. Al igual que Curiosity, el propósito es aprender más sobre los períodos en los que Marte tenía agua fluyendo en su superficie para que los científicos puedan tener una mejor idea de cómo (y cuándo) hizo la transición al planeta frío y árido que es hoy.

Impresión artística de cómo se veía el cráter Jezero hace miles de millones de años cuando el agua fluía hacia él. Crédito: NASA/JPL-Caltech

Como indican en su estudio, el equipo consultó los primeros datos obtenidos por Radar Imager for Mars subsurFAce eXperiment (RIMFAX), que realizó el primer sondeo de radar de penetración terrestre montado en un rover del subsuelo marciano. Este estudio se realizó mientras el rover realizaba su caminata inicial de 3 km (~1,85 millas) a través del cráter Jezero y proporcionó datos continuos sobre las propiedades electromagnéticas de la estructura del lecho rocoso debajo del cráter a profundidades de 15 metros (~49 pies) por debajo del superficie. Las imágenes de radar resultantes mostraron secuencias en capas que descienden en ángulos de hasta 15 grados.

David Paige, profesor de ciencias terrestres, planetarias y espaciales de la UCLA y uno de los investigadores principales del RIMFAX, explicó en un comunicado reciente de la sala de prensa de la ULCA:

“Nos sorprendió bastante encontrar rocas apiladas en un ángulo inclinado. Esperábamos ver rocas horizontales en el suelo del cráter. El hecho de que estén inclinados así requiere una historia geológica más compleja. Podrían haberse formado cuando la roca fundida se elevó hacia la superficie o, alternativamente, podrían representar un depósito delta más antiguo enterrado en el suelo del cráter”.

RIMFAX pinta una imagen de la geología del subsuelo de Marte al enviar ráfagas de ondas de radar a la superficie, que se reflejan en las capas de roca y otras características subterráneas. Esto permite a los científicos determinar las formas, las densidades, el grosor, los ángulos y la composición de los objetos subterráneos en función de cómo se devuelven las ondas de radar al instrumento. Después de analizar los datos, el equipo de investigación notó que la roca en capas era común en toda el área estudiada por Perseverance. Más desconcertante, también encontraron que las áreas inclinadas tenían capas de roca altamente reflectantes que se inclinan en múltiples direcciones.

Vista panorámica de «selfie» del rover Perseverance y el helicóptero Ingenuity en el cráter Jezero, Marte. Crédito: NASA/JPL-Caltech

La explicación más probable para las capas en ángulo que presenciaron apunta hacia un origen ígneo (fundido), donde el movimiento del magma subterráneo depositó capas de roca con el tiempo que se enfriaron y solidificaron. Sin embargo, también existe la posibilidad de que las capas sean sedimentarias, un fenómeno que se encuentra comúnmente en los ambientes acuosos de la Tierra. En este caso, las características son el resultado del agua que deposita material con el tiempo, que se endurece y forma capas. Como dijo Paige, esto me trajo a la mente otra característica familiar de la Tierra:

“RIMFAX nos está dando una vista de la estratigrafía de Marte similar a lo que se puede ver en la Tierra en los cortes de las carreteras, donde a veces se ven altas pilas de capas de roca en la ladera de una montaña mientras se conduce. Antes de que aterrizara Perseverance, había muchas hipótesis sobre la naturaleza exacta y el origen de los materiales del suelo del cráter. Ahora hemos podido reducir el rango de posibilidades, pero los datos que hemos adquirido hasta ahora sugieren que la historia del suelo del cráter puede ser un poco más complicada de lo que habíamos anticipado”.

Los datos recopilados por RIMFAX serán de gran valor cuando las muestras recopiladas por Perseverance se devuelvan a la Tierra para su análisis. Saber qué hay debajo del cráter Jezero y cómo se formó proporcionará el contexto necesario para caracterizar las muestras. Esto proporcionará una imagen más clara de cómo y cuándo Marte tuvo agua fluyendo en su superficie, durante cuánto tiempo y si esto fue intermitente o no. También indicará cómo y cuándo Marte hizo la transición al ambiente extremadamente frío y seco que vemos allí hoy.

Pero lo más importante, estos datos podrían revelar si Marte alguna vez pudo albergar vida en su superficie, ¡lo que finalmente respondería una pregunta que los humanos se han estado haciendo durante siglos!

Con información de UCLA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.