Crean la Reserva Internacional de Cielo Oscuro más grande del mundo


La Reserva Internacional de Cielo Oscuro más grande del mundo llegará a Texas y México, gracias a una asociación entre el Observatorio McDonald de la Universidad de Texas en Austin, The Nature Conservancy, la Asociación Internacional de Cielo Oscuro (IDA) y muchos otros. La designación, otorgada por el IDA, reconoce el compromiso de organizaciones, gobiernos, empresas y habitantes de la región por mantener los cielos oscuros. La medida beneficiará no solo a la investigación astronómica, sino también a la vida silvestre, la ecología y el turismo.

La nueva Reserva Internacional de Cielo Oscuro Greater Big Bend abarcará más de 15,000 millas cuadradas en partes del oeste de Texas y el norte de México. Es la única reserva de este tipo que cruza una frontera internacional.

«Esta reserva protege tanto la investigación científica como las misiones de educación pública del Observatorio McDonald», dijo Taft Armandroff, director del Observatorio McDonald de UT Austin. «Desde 1939, el observatorio ha permitido el estudio del cosmos por parte de profesores, estudiantes e investigadores de UT Austin y otras instituciones de educación superior de Texas, con temas que van desde planetas que orbitan estrellas cercanas hasta la expansión acelerada del universo».

El núcleo de la reserva, donde la protección contra los cielos oscuros es más fuerte, está formado por las tierras del Observatorio McDonald y la Reserva de la Montaña Davis de The Nature Conservancy. La reserva protegerá numerosos hábitats de vida silvestre y corredores de migración que pasan por la región de Big Bend.

«Nos sentimos honrados de ser parte de la Reserva Internacional de Cielo Oscuro de Greater Big Bend», dijo Kaylee French, coordinadora de educación y divulgación de Davis Mountain Preserve. «Esta colaboración reúne de manera única a socios de trabajo en una amplia gama, que se extiende por las fronteras internacionales. Nuestros cielos oscuros son un recurso natural invaluable que podemos preservar solo trabajando juntos, y agradecemos a la Asociación Internacional de Cielos Oscuros por ayudarnos a ser administradores responsables de este recurso protegido ahora y para siempre».

La extensión total de la reserva abarca el Río Grande, desde las Montañas Davis del oeste de Texas hasta la Sierra del Carmen del norte de México. En los Estados Unidos, incluye los condados de Texas de Jeff Davis, Brewster, Presidio y una pequeña sección del condado de Reeves. También incluye el Parque Nacional Big Bend, el Parque Estatal Big Bend Ranch, el Área de Manejo de Vida Silvestre Black Gap y el Área Natural Estatal de las Montañas Chinati.

Al sur del Río Grande en México, la reserva incluye tierras protegidas en las áreas de Maderas del Carmen, Ocampo y Cañón de Santa Elena.

Cuatro condados y cinco municipios dentro del área de reserva propuesta actualizaron sus ordenanzas de iluminación a los últimos estándares de la Asociación Internacional de Cielo Oscuro en apoyo de la solicitud para crear la reserva.

La nueva Reserva Internacional de Cielo Oscuro Greater Big Bend cubre 15,000 millas cuadradas en el oeste de Texas y el norte de México. Es la Reserva Internacional de Cielo Oscuro más grande del mundo. Crédito: Tim Jones/Observatorio McDonald

«La certificación de esta reserva es verdaderamente un momento histórico para el movimiento del cielo oscuro», dijo Ashley Wilson, directora de conservación de IDA. «Reconocemos décadas de arduo trabajo, administración ambiental nocturna, programas de divulgación estelares y múltiples incentivos locales para brindar soluciones tangibles y factibles que limiten la propagación de luz artificial excesiva y derrochadora. Esto demuestra que las asociaciones y los esfuerzos de cielo oscuro a escala del paisaje pueden convertirse en una realidad con la dedicación de un equipo de partes interesadas clave y comunidades apasionadas».

Se necesitó un grupo grande y diverso de defensores en ambos lados de la frontera para hacer realidad la reserva. Además, la solicitud fue apoyada por representantes del Servicio de Parques Nacionales, el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México.

«Sin el amplio apoyo regional y los esfuerzos de larga data para preservar la belleza natural de la región de Big Bend, una reserva de cielo oscuro de esta escala no hubiera sido posible», dijo Teznie Pugh, superintendente del Observatorio McDonald. «Ha sido un verdadero esfuerzo comunitario, y la gente del área debería estar orgullosa de lo que hemos logrado todos juntos».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.