Otra vez: restos de cohete chino chocarán contra la Tierra este sábado


Los escombros no controlados de un cohete chino podrían volver a estrellarse contra la Tierra este sábado a primeras horas, según The Aerospace Corporation, un centro de investigación espacial financiado con fondos federales que rastrea el reingreso de escombros orbitales.

China lanzó un nuevo módulo de laboratorio llamado Wentian para su estación espacial Tiangong desde la isla de Hainan en el Mar de China Meridional a principios de esta semana. El cohete que transporta el módulo, el Gran Marcha 5B, realizará una reentrada descontrolada.

Esta no es la primera vez que los restos de cohetes del programa espacial de China se precipitan a través de la atmósfera con un aire de suspenso.

En mayo de 2021, el mundo miraba con incertidumbre mientras intentaba determinar dónde se estrellarían los restos de un cohete de la misma clase que transportaba el módulo inicial de la estación espacial Tiangong.

Después de días de tenso seguimiento por parte de científicos y varias agencias, incluido el Comando Espacial de los Estados Unidos, el cohete volvió a entrar en la atmósfera sobre el Océano Índico.

Ahora, una situación de réplica está a la mano.

El cohete, el más grande de China, mide aproximadamente 175 pies y pesa 23 toneladas métricas, según Aerospace Corporation. Es demasiado pronto para decir exactamente dónde caerá.

El Comando Espacial de EE. UU. dijo en un comunicado que la ubicación de reingreso del cohete del año pasado no podía «determinarse hasta pocas horas después de su reingreso». Un portavoz de la agencia le dijo a CNN que está monitoreando los desechos espaciales del lanzamiento de esta semana.

Pero los expertos enfatizan que el riesgo para las personas en general y para los Estados Unidos es extremadamente bajo.

«Estimamos que básicamente solo el 3% de la trayectoria terrestre está sobre los EE. UU.», dijo Lael Woods, directora de The Aerospace Corporation.

En general, las agencias espaciales intentan guiar el reingreso de los cohetes sobre un cierto tamaño para asegurarse de que aterricen en algún lugar que no represente una amenaza para las personas, según Marlon Sorge, director del Centro de Estudios Orbitales y de Reentrada de Desechos de Aerospace Corporation.

Si un objeto tiene una probabilidad de 1 en 10,000 de impactar en un área donde podría lastimar a alguien, la NASA intentará controlar su reingreso, dijo Sorge a U.S. TODAY.

«Es fundamentalmente algo de bajo riesgo, pero es mucho más alto de lo que debería ser. Es 10 veces más alto que nuestros umbrales», dijo Ted Muelhaupt, un experto en escombros de reingreso que trabaja con Aerospace Corporation, a U.S. TODAY el miércoles.

«Pero el hecho de que estemos teniendo esta conversación, el hecho de que la gente esté ahí afuera siguiéndola… observándola… es algo innecesario. Incluso si no pasa nada, la gente que está lista en caso de que algo suceda tiene un costo».

La NASA ha reprendido a la agencia espacial de China en el pasado por permitir reingresos descontrolados.

«Está claro que China no está cumpliendo con los estándares de responsabilidad con respecto a sus desechos espaciales», dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson, en un comunicado luego del reingreso de los desechos del cohete del año pasado.

Con información de Phys.org

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.